Un visionario

Un visionario
Ladran Sancho, señal de que cabalgamos
SOY ARGENTINO. Quiero para mi país lo que este gobierno ha sabido brindarnos; justicia social, memoria y un futuro prometedor. A veces voy a escribir, otras a citar notas, opiniones; lo que haya en bolsa. La idea es informar a los que estan fuera, abrir conciencia y dar otro punto de vista a los que están aca. Solo es un poco de buena voluntad y ganas de aportar algo al bien común. LA PUTA QUE ES BUENO SER ARGENTINO!!!
.

lunes, 3 de enero de 2011

Videla reloaded. Fanatismo, política y tribus urbanas

La respuesta a mi nota anterior "¿Y si Videla tuviera razón?" realmente fue una sorpresa muticolor. Sabía que iba a ser fuerte el planteamiento. Tocar algo tan sensible en estos días para los argentinos necesariamente podía traer ecos fuertes. Lo que no me imaginé jamás era el tipo de eco que iba a generar.

Anonymous - la nueva guerra virtual
Comencé aclarando que adhería y celebraba el enjuiciamiento y sentencia para estos genocidas y lo mismo espero para todos los demás, por el recupero de los cuerpos de los desaparecidos, el esclarecimiento de la identidad de todos aquellos que fueron expropiados cuando bebés y porque la justicia y la ley prevalezcan siempre por sobre las diferencias ideológicas y los intereses variados que existen siempre en los pueblos. También expuse que no consideraba -a título personal- a esta gente como militares sino como abusadores de un uniforme al cual deshonraron en su gloria histórica y lastimaron a las futuras generaciones de militares de nuestra querida Argentina. Que sólo habían sido perros de ataque para matar y robar para los civiles ideólogos -los realmente peligrosos- quienes siempre pretendieron una Argentina patricia con sirvientes explotados a los cuales había que meterles de tanto en tanto algún palo o sino una bala para mantenerlos en su lugar. Algo que en su momento hizo "escuela" el otrora jefe de la Policía¨Federal, el coronel Ramón Falcón en la "semana roja" en 1909. Un tío abuelo mío murió en esos días de un sablazo.

Fue un juego retórico con una pizca fantasiosa. Intenté ver las cosas desde el punto de vista tanto de estos represores, como de los civiles que creían y aun creen que esta es la solución, solo para llegar a la conclusión de que aún siguen vivos estos ideales y que son fomentados y sostenidos hasta por las vías mediáticas y que no podemos descuidarnos porque siguen soplando los vientos golpistas aunque hoy más que nunca nuestra democracia y las instituciones de nuestro país están fuertes y en pleno ejercicio y funciones. Son vientos que soplan en toda Sudamérica y que el UNASUR lucha denodadamente por preservar el orden constitucional de cada país de este maravilloso continente.

No obstante, recibí toda clase de respuestas a las cuales traté de aplicarle una suerte de catalogación como para intentar comprender en algo la respuesta generada.

a) adhesiones a la exposición y al recurso fantástico
b) pedido de tiempo para reflexionar y tamizar todo el proceso mental por el cual voy guiando al lector
c) rechazo por la defensa de Videla
d) felicitaciones por defender a Videla

Tanto las opciones a y b son las que esperaba. Al margen de que a la gente le guste lo que escribo y como lo hago -algo de lo cual no me jacto pero me halaga con humildad- era un texto difícil, lleno de matices y de posiciones difíciles de imaginar. Quién quiere meterse en la mente de los genocidas? Quien quiere llegar a entender cómo gente que nos pasa por la calle al lado caminando o en auto sostienen que para conservar la hegemonía de su poder la solución es matar a todos los transeúntes? Nadie, es la respuesta pero he aquí que decidí tomar una apuesta fuerte que me llevó varios días construir y para mi sorpresa me encontré que mi fantasía tenía visos tremebundos de realidad.

Las respuestas c y d fueron las más inquietantes.
Confieso que en este punto me ví obligado a releer mi propio escrito buscando en qué parte plasmé semejantes posiciones. Temí haber escrito algo que no representaba mi percepción de la temática expuesta.

Por la respuesta c -rechazo por la defensa de Videla- uno podría pensar que el artículo fue confuso o que no lo entendieron. Podría conjeturar que de sólo leer el título de la nota supusieron cualquier cosa y en verdad fue así en algunos casos que me manifestaron cosas como "ni la pienso leer". Les aseguro que hubo gente que no solo no la leyó sino que me contestaron que "Videla jamás tuvo razón ni la tendrá". No leyeron, en buen criollo.
Jugar a ver la perspectiva del otro no es defender a nadie; solamente es tratar de comprender por qué alguien podría sostener su postura durante tanto tiempo. Videla aún viejo y canoso, en ningún momento flaqueó o dudó durante su alegato. Su tono de voz era firme y enérgico. Me asombraba y hasta resultaba escalofriante como conservaba su frialdad durante el mismo y de la misma manera que lo hacía en sus "comunicados N° X del Estado Mayor Conjunto". Era siniestro volver a verlo en la televisión hablando como si no hubieran pasado 35 años.

En el caso d ya es "harina de otro costal". Estamos hablando de gente que cree que es injusto enjuiciar a
"alguien que hizo algo" por este país; gente que cree que el socialismo está destruyendo nuestro país y los derechos humanos son avasallados por soluciones populistas frutos del hambre de poder y la venganza hacia hechos del pasado que deberían dejarse allá en el tiempo.
Digo, realmente hay alguien que pueda creer que Videla le hablaba a un juzgado al cual no respeta ni considera legal? Por qué se molestaría en una realizar una lectura tan ideológicamente elaborada si considera que su "interlocutor" no es válido? No señoras y señores, le hablaba a su verdadero interlocutor; aquellos que consideran que hay que evitar que "esta infección" de la salud de la patria siga avanzando. Recuerden que él dice en un punto algo que ya plasmé en la citada nota y lo vuelvo a traer a colación ahora:

"La victoria en el campo militar no pudimos lograrla en el campo político. No hay dudas de que los enemigos derrotados ayer gobiernan hoy el país, y no dudan en erigirse como los paladines de los derechos humanos que no supieron hacer honor en su época”

Esto es una advertencia y una exortación a quienes son leales o comparten su "visión de patria". Todo su alegato es un mensaje a quienes adhieren a su causa. Su rol discursivo fué el de un autoconvocado martir,  ejemplo de lucha y guía ideológica para sus nuevas generaciones. No vamos a empezar a ser ingenuos ahora; nos podría costar la vida.

A decir verdad no se si es suerte o desgracia, me tocó escuchar las campanas de uno y otro lado; los que están a favor de la solución golpista y los que están a favor de matar a los golpistas. Antiguamente no hubo "dos demonios". Hubo una fracción del pueblo que ante al avance de los intereses económicos que a punta de expropiación y bala se iban quedando con todo, decidió defenderse y para cuando el poder de facto asumió funciones ya estaban más muertos que vivos. El resto fué limpieza genocida y "reorganizadora". Pero hoy sí hay dos demonios, dos demonios seniles locos alimentados por un montón de heptagenarios más cerca de la locura por artereosclerosis que de la realidad de una nación y de un mundo en el que hoy nos toca participar.

Para aquellos que añorando tiempos pasados, aún creen que la bala manda -aquellos de un lado y del otro- el plomo es "demodê", es "out". Ya no es lo "in", lo que está de onda. Hoy manda el "bit"; esos crípticos 0 y 1 que navegan obsenamente nuestras pc y las redes mundiales. Hoy te activan un exploit y te hacen saltar hasta el café en tu escritorio. ¿No me creen? Pregúntenle a Julian Assange el creador de Wikileaks. Cuando comenzó a publicar los comunicados internos americanos, el gobierno estadounidense buscó lo que sea que estuviera a mano para frenar a este inescrupuloso destapador de ollas. Tanto así hicieron que buscaron quien reflotara una ambigua y desestimada demanda por abuso sexual al no usar preservativo en una relación sexual consensuada. Terminó preso e incomunicado durante varios días hasta que pagando una fianza se logró su libertad. Hubo presión internacional para liberarlo, gente importante que en espiritu simbólico de colaboración -uno solo de ellos podía pagar holgadamente la fianza- recabaron la nada friolera suma de 300mil euros.
Assange temía ser enviado desde Londres a Suecia porque desde este país podía ser deportado a EEUU y ahí sí que estaría perdido en los vericuetos de los Servicios de Inteligencia. Pero hubo una jugada que fomentó la "buena voluntad" de liberarlo bajo fianza y esta movida la lograron los "Anonymous", un grupo internacional de hackers que presionaron mediante lo que denominaron "Operación Devolución" a todos aquellos que colaboraron con el boicot a Wikileaks, principalmente Mastercard por donde se hacían donaciones al portal, a PostFinance el banco suizo donde manejaba sus cuentas Wikileaks, la fiscalía donde se asentó la demanda y la firma de abogados suecos que representaba a las 2 denunciantes (leer mi nota "La otra cara de la xenofobia"). Esta fue la verdadera batalla; una batalla que el mismo Pentágono se prepara para librar entrenando a soldados hackers que en vez de empuñar un fusil manejan diestramente una computadora. Por ahora "según dicen" solo es con fines protectivos de sus propias redes. Esta vez Anonymous doblegó a la bestia pero esta es inteligente y aprende. Insisto, la batalla ahora es en las redes y las municiones son bits y paquetes de dato con información sensible.

A esta altura se preguntarán no solo cómo llego hasta acá sino también cual es el sentido. Bueno, el sentido es plantear que la guerra es vieja y van cambiando las armas. Hay gente y gobiernos dispuestos a dar pelea. Como su fuera poco estos días se liberó información sensible británica respecto a las Islas Malvinas. La entonces Primer Ministro Margaret Tatcher había pedido a sus aliados naturales -Estados Unidos, Japón, Irlanda y Canadá- para que colaboren en destruir la Argentina y su economía mediante todas las armas económicas y financieras posibles. 28 años mas tarde  y durante este lapso, Argentina pasó por una devastación económica y social pavorosa. ¿Cuantas veces hemos oído decir que las deudas eran fabricadas y hasta no eran más que asientos contables que nunca habían representado un movimiento genuino de dinero? Bueno, son todos movimientos contables de banca electrónica.

En los últimos y años se logró recuperar bastante del deterioro pero no todo. Queda mucho aún por hacer. Pero es significativo que algunos políticos van a sacarse fotos en las oficinas del Foreing Office, que hagan prácticas militares en nuestras islas Malvinas y traigan una estación de extracción petrolera a nuestra plataforma aunque el petróleo sea malo y difícil de extraer. Las fuerzas armadas saben como aprovechar igual el combustible para abastecer sus equipos. Es particularmente interesante que el 20% de las acciones del grupo Clarín pertenezcan a intereses británicos. Y a todo esto -y en referencia también al tema Malvinas- el canciller argentino Héctor Timmerman dijo que "Inglaterra no le hace caso a nadie". Sumando datos, si Inglaterra hace lo que quiere, nada le impide volver a pretender una nueva invasión imperialista. Jamás ha dejado de intentar apoderarse de las riquezas sudamericanas.

Tenemos a gente que cree que la solución es "desinfectar" el país y lo mismo sucede en toda Sudamérica. Tenemos a un Imperio que no le importa nada que no sea su propia hegemonía y hace 200 años viene espoleándonos intentando hacernos caer de bruces. Prepara a su ejército en nuestro propio mar y busca abastecerlo de combustible. Tenemos gente preparada para manejar ataques ciberneticos, países satélites del poder imperial y un imperio voraz que cada día tiene más hambre y le falta comida.

La suerte está hechada. No sé cuando ni cómo pero en algún momento saldrá a la luz una nueva avanzada británica. Falló en el 76 y en los 90 y ahora se disponen nuevamente a posicionarse estratégicamente. Estados Unidos desde Colombia y desde la triple frontera e Inglaterra desde Malvinas. Afortunadamente UNASUR como organismo es ágil y piensan todo en sentido continental. El ataque a un país es el ataque a todo Sudamérica pero aparte para contrarrestar una avanzada oceánica se debe tener un frente en común con nuestros vecinos transoceánicos, para lo cual hace aproximadamente un mes se firmó un acuerdo cientifico militar de colaboración mutua con Sudáfrica y luego se condenó la ocupación Británica en la última reunión de dicho organismo.

A muchos les sonará fantasioso, de ficción y hasta delirante pero si nunca dejó de suceder no tengo por qué pensar que no va a seguir sucediendo y esta vez las armas son diferentes, las estrategias cambian, y las ambiciones son las mismas pero más hambreadas y descontroladas; "hacen lo que quieren".
Pretendo estar con los ojos bien abiertos, preparado para los tiempos que se avecinan y no ceñirme en disputas de visiones que parecen más a caprichos subjetivos de tribus urbanas que de altura ideológica y capacidad mental para pensar a partir de un mero ejercicio intelectual.
Pero creo que lo mas difícil de aceptar es la realidad con la que yo mismo me he topado y es que sí, realmente hay gente que por más que uno le explique mil veces, ellos van a seguir viendo lo que quieren y no lo que está delante de sus ojos. Justo el punto que pretendí establecer.


"Ramon Falcón - Wikipedia"
"Los hackers salen en defensa de Wikileaks y declaran una guerra"
"Guerra asimétrica entre Wikileaks y Washington"
"Tatcher había pedido ayuda a sus aliados para destruir a la Argentina"
"Las inquietudes por las Malvinas"

.

1 comentario:

  1. Espanta, muy claro tu pensamiento y postura.
    Yo no le puedo hacer entender a "mi pequeño cerebrito" cómo hay personas que sostienen el punto d, nunca he recibido un argumento que me haga dudar o entender esa postura. Pero, como dicen, hay de todo en la viña del señor.
    Si creo que aunque las armas no son las mismas, aún "nos miran" pero no se si se dan cuenta que el pueblo no es el mismo que antaño (o pretendo creer esto)No somos tan dóciles, creo que en estos últimos años las cosas cambiaron, ya no existe el "no te metas" y hay que seguir educando a las generaciones venideras para que se hagan respetar y que peleen x defender sus ideales y el futuro de este pueblo.

    Gracias x el planteo, viene bien cada tanto replantearse dónde estamos y hacia dónde vamos, y sobre todo, no debemos quedarnos tranquilos...aún queda mucho!
    Cariños.

    ResponderEliminar

Deseo conocer tu opinión sobre esta entrada