Un visionario

Un visionario
Ladran Sancho, señal de que cabalgamos
SOY ARGENTINO. Quiero para mi país lo que este gobierno ha sabido brindarnos; justicia social, memoria y un futuro prometedor. A veces voy a escribir, otras a citar notas, opiniones; lo que haya en bolsa. La idea es informar a los que estan fuera, abrir conciencia y dar otro punto de vista a los que están aca. Solo es un poco de buena voluntad y ganas de aportar algo al bien común. LA PUTA QUE ES BUENO SER ARGENTINO!!!
.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Mauricio Macri, Pro o detra?

Macri cerró un centro de zooterapia
 y dejó a 500 chicos sin tratamiento
Si hay algo que me asusta más que las infamias de Lilita Carrió es Mauricio Macri diciendo que los legisladores del Pro van a apoyar el Presupuesto 2011.


Hay cosas que hace días me horrorizan.

1) Por qué se le dió en cerrar el centro de zooterapia?
2) Por qué la restauración del teatro Colón se convirtió en un emparchamiento? Los bailarines están teniendo lesiones recurrentes.
3) Misma suerte están corriendo los bailarines del Teatro San Martín.

La ciudad no se arregla ni se mantiene con parches fashion Mauricio.
- Así pretende aspirar a administrar un país?
- Vaciándolo de contenido y sentido social?
- Arruinando patrimonio de la ciudad y nacional?
- Arruinando la salud de nuestros artistas?
- Abandonando a su suerte a los débiles y desprotegidos?
- Vaciando los Centros de Participación Comunal que no tienen ni para papel higiénico?

Quiero creer que su ofrecimiento de apoyar el Presupuesto del 2011 es por el bien del país, en un ejemplo de civilidad como hace gala la Diputada Laura Alonso del Pro.

1) Laura Alonso - Ha habido una profunda crisis en el Pro
2) Macri cerró un centro donde se trataban 500 chicos discapacitados
3) Maxi Guerra aseguró que el piso del Colón está mal hecho

.

Pato Bullrich o Pato criollo?

Patricia "pato criollo" Bullrich
La diputada Patricia Bullrich quien fuera apodada tiernamente "pato", resultó ser "pato criollo"; a cada paso una cagada.

La escuché en TV y leyéndola en "El Argentino", vuelvo a caer doblemente en el estupor.

Por la presión que nosotros hicimos sobre esta situación y la denunciamos logramos ganar. Si no lo hubiéramos denunciado, no sé si ganábamos la votación", afirmó Bullrich.

Todavía recuerdo cuando ella defendía la medida de haberle quitado a los jubilados el 13% de sus haberes con uñas y dientes y ahora apoya el presupuesto de Alfonso Prat Gay, hermano del Ceo de Molinos Río de la Plata, símbolo de la Argentina neoliberal exportadora.
En un acto desesperado de tratar de no quedar pegada, terminó confesando por negación su participación en el intento de saboteo del Presupuesto 2011 por parte de los "magneto & co" para cortarle el accionar al Poder Ejecutivo y pretender derrocarlo.

1) Bullrich admitió maniobras para bloquear el Presupuesto

.


Editorial de Tiempo Argentino

Esta mañana leyendo los diarios, veo con agrado la editorial realizada por Roberto Caballero, director de Tiempo Argentino. De una manera infinitamente mejor expuesta que lo que pude decir yo en mi entrada, se explaya respecto a la payasada que liderara la lamentablemente diputada Elisa Carrió -quien engañara a su electorado- haciéndose la defensora de la Nación a los ojos del pueblo cuando solo representa los intereses del mitrismo y el magnettismo; en su propia expresión, quienes son la Argentina. Nosotros el pueblo no; somos la mierda de recambio. Ya ni siquiera la mierda oficialista ( 6 7 8 )

La transcribo acá y pongo el link abajo para quienes quieran leerlo directamente. Gracias


EDITORIAL

El acuerdo entre Magnetto y Carrió perjudica a todos

Publicado el 13 de Noviembre de 2010




Es obvia la intencionalidad editorial de sus últimas tapas. Ofende a la inteligencia de sus lectores la suma de operativos de demolición política, falsamente presentados como noticias impactantes. Hablar de una estampida inflacionaria cuando no la hay (recordemos la híper, por favor); instalar que en el G-20 se juega el destino de la deuda del Club de París para luego –cuando esto no ocurra, porque no es el objetivo del viaje– calificar la gira presidencial como un fracaso; y la última, la más grave, enlodar el debate del Presupuesto 2011 con desopilantes denuncias sobre coimas o presiones, en alianza con la aun más desopilante Elisa Carrió.
En su desesperación, el Magnetto político arrastra a buena parte del sistema de representación parlamentaria. Convengamos que nadie hace más por la inseguridad jurídica del país que él defendiendo su cuenta bancaria. Es cierto: Magnetto no tiene ninguna chance de victoria. Su estrella declina. La Corte Suprema de la Nación, la más insospechada de los últimos 40 años, acaba de suspender las obras de José Aranda, el socio de Magnetto en Clarín, y del magnate húngaro George Soros, en la localidad correntina de Ayuí. Esto antes no pasaba. Es inédito.
Tampoco el discurso público actual tiene un solo dueño. En otro momento, ante la sola mención inflacionaria, millones hubiesen ido corriendo a comprar dólares, y fideos para abarrotar la alacena. Ya no.  Pero, aunque débil, Magnetto todavía puede hacer daño. Hoy, nuestro país, no tiene Ley de Presupuesto. ¿Qué quiere decir esto? Sencillo: después de una operación político-mediática encabezada por la dupla Magnetto-Carrió (aquella que dijo que Clarín era el único límite al autoritarismo K: ¿se acuerdan?), el Parlamento decidió que el Ejecutivo no disponga de fondos en 2011 para pagar, entre otras muchas cosas, la Asignación Universal por Hijo, la movilidad jubilatoria, los aumentos a docentes, empleados públicos y policías, la finalización de Atucha II, y así los etcéteras podrían seguir por miles. Una mayoría parlamentaria que sólo se pone de acuerdo en generar zozobra institucional, cuestionando el sistema presidencialista que nos rige, logró paralizar el país del año que viene. Todo esto, por supuesto, con el Clarín azuzando a la batalla final. En los hechos, quieren remplazar el proyecto de Presupuesto enviado por el Ejecutivo por uno distinto, confeccionado, desde la oposición, por Alfonso Prat Gay, hermano del Ceo de Molinos Río de la Plata, símbolo de la Argentina exportadora. Un capricho imposible, nacido de algún tipo de patología psiquiátrica. Que quede claro: no es Moyano el que bloquea, traba y perjudica la gobernabilidad democrática. Son Magnetto, Carrió y el dueño de los fideos y el arroz que aumentan en el súper.
Son ellos los que intentan deslegitimar con escenas melodramáticas la propuesta original. Hablan de una supuesta “Banelco”, agitada por la diputada Cynthia Hotton, cuya credibilidad está puesta en duda por ella misma cuando no identifica a quien sería el autor de un ofrecimiento, también indeterminado. Es muy recomendable escuchar su versión. Es infantil.
Nuestro país tiene incontables episodios de corrupción política. Las ofertas amistosas y los canjes de favores son la peor expresión de la vieja política. En la mayoría de los casos, no se conoce autocrítica pública de los involucrados, muchos de los cuales son los que ahora agitan estos fantasmas y se rasgan las vestiduras por las inverosímiles denuncias que Clarín amplifica, en su afán por dañar a la viuda de Néstor Kirchner, sepultado hace apenas dos semanas. Cualquier persona sensata diría que si el gobierno estaba dispuesto a ofrecer las dádivas, que se denuncian con más histeria que evidencias, habría obtenido la mayoría legislativa necesaria para sacar adelante su Ley de Presupuesto. Eso no ocurrió. Como tampoco va a pasar nada con las denuncias judiciales, útiles para la propaganda de cara a las elecciones del año próximo e inútiles para la vida de todos los días de millones de argentinos. Y conste que esto lo decimos hoy.
Algo estaría fallando, entonces, en la versión que Magnetto-Carrió pergeñaron para satisfacer un mismo objetivo: intoxicar el sentido común de la sociedad con las más burdas y cualunques expresiones de la antipolítica, para sembrar el miedo, la desconfianza y el sentido de catástrofe que hacen posible que en otras latitudes triunfen variantes, más o menos fascistas, del populismo conservador. Sí, conservador. Hace tiempo que la pelea dejó de ser entre Clarín y el gobierno. La pelea es entre la democracia de todos y el poder corporativo de unos pocos. Magnetto debería dejar su diario, fundar un partido político y lanzar su candidatura a presidente, como hizo Santos. Está a tiempo de hacerle ese favor a la democracia. Vice ya tiene: su nombre es Carrió.

Link a la nota


.