Un visionario

Un visionario
Ladran Sancho, señal de que cabalgamos
SOY ARGENTINO. Quiero para mi país lo que este gobierno ha sabido brindarnos; justicia social, memoria y un futuro prometedor. A veces voy a escribir, otras a citar notas, opiniones; lo que haya en bolsa. La idea es informar a los que estan fuera, abrir conciencia y dar otro punto de vista a los que están aca. Solo es un poco de buena voluntad y ganas de aportar algo al bien común. LA PUTA QUE ES BUENO SER ARGENTINO!!!
.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Haz lo que yo digo y no lo que hago

latin lover
En una nota enterior escribí sobre el ex presidente norteamericano George W. Bush y la publicación de su libro "Decision Points" que significaría algo así en nuestra lengua como "Decisiones Trascendentales", obviamente referidas a las decisiones que hacen a la gestión de su gobierno.
En su libro menciona su decisión de autorizar las torturas a "prisioneros políticos importantes" y las describe con lujo de detalles cuáles eran. Submarino y sus variantes como las favoritas del procedimiento. Fué presentado tanto en conferencias como en televisión con gran parafernalia y aclamación publicitaria y marketinera. Amnesty International puso su maquinaria a funcionar para conseguir el juicio de lesa humanidad; que Dios los ampare.
Me surge inevitablemente la contraposición de imágenes cuando Sadam Hussein fue ahorcado justamente por crímenes de lesa humanidad poco tiempo atrás y digo, si de un lado se tortura, masacra, extorciona, espía e invade es crímenes de lesa humanidad pero si del otro lado se tortura, masacra, extorciona, espía e invade es en pos de la libertad y la defensa de los derechos humanos.
Trazo una línea de polo a polo en el mundo y veo algo interesante; todo lo que se encuentra hacia el este de Europa siempre es zona de terroristas.
Ahora hago una línea horizontal; rodeo el Trópico y veo que hacia arriba hay dinero y hacia abajo riquezas colonizables.
Digo yo, esto es simple casualidad? No, no lo es
Más allá de si las riquezas en el suelo existen en EEUU y en Europa, no es elegante tener un yacimiento de diamantes con trabajadores explotados cerca de Versalles. Mi ironía viene al caso porque todo Imperio siempre tiene una zona privilegiada, el burgo y una zona carenciada donde todo lo que existe -humanos, animales, tierra y vegetal- es su propiedad y la usufructúa para el bien del burgo. Creo que en la historia de la humanidad, solamente el Imperio Inca cuidaba a cada uno de sus ciudadanos brindándoles una parcela de tierra que en caso de no tener descendencia volvía a la administración central para ser reasignada nuevamente y cada pueblo absorbido siempre era persuadido por las buenas antes que ser obligado por las armas. Por algo llegaron hasta Ushuaia.
El resto de los Imperios siempre dividieron su egemonía en dos sectores explotadores y explotados. Hasta el Imperio Japonés tuvo esa visión y cuando menciono esto vale recordar la invasión a China en los tiempos previos a la 2da. Guerra Mundial. Aparte y como "dato de color" para los memoriosos, el animé Astroboy trataba justamente de una megaciudad que flotaba en el aire con una vida maravillosa donde convivían humanos y robots y todos los deshechos eran arrojados sin miramiento alguno hacia el suelo donde daba lo mismo si había basura orgánica, hojalata, robots obsoletos o humanos disidentes.
Pareciera ser que los humanos, si logramos establecer un imperio, necesitamos vivir en esta dicotomía.
Ahora bien. Todo este derrotero de ideas e imágenes me surge a partir del arresto de Julián Assange, el creador de Wikileaks por "acoso sexual e intento de violación". En una nota de Página 12 citan al periódico londinense The Independent de Gran Bretaña del cual reproduzco el siguiente párrafo:


"En algún momento durante los próximos tres días las dos amantes de Assange se cruzaron y descubrieron que ambas habían dormido con el mismo hombre. Las dos afirmaron haber tenido su propia experiencia de un amante que era reacio a usar un preservativo. El 20 de agosto las dos fueron a la comisaría en Estocolmo para pedir consejos sobre cómo presentar una queja contra Assange, e investigar la posibilidad de obligarlo a hacerse una prueba de VIH. Después de escuchar sus testimonios, un fiscal decidió que Assange debería estar acusado de sospecha de acoso sexual para la primera mujer y violación con la segundaA las 24 horas, el fiscal general de Suecia desestimó el cargo de violación contra Assange, pero al mes siguiente otro fiscal, Marianne Ny, reabrió el caso, lo que resultó en la orden de detención europea que llevó a Assange a la corte ayer." 
Parece ser que Assange es un galán de gran éxito entre las damas. Uno podrá pensar en que es irresponsable no usar preservativo, o comprar de mala calidad o de un ancho luminal acorde en caso de una buena dotación masculina pero también no podemos dejar de soslayar un hecho evidente; ambas damas en cuestión pretendieron alardear luego entre sí sobre el trofeo de quien había sido su amante. La típica historia del cazador cazado. Despecho por medio fueron a reclamar legalmente sobre puntos válidos como ser VIH. Ahora en todo esto hay un tema de género ya que un primer fiscal desestimó el tema de violación y luego "una" fiscal reactivó la causa. Sé que quizás suene algo fuera de lugar mi cuestionamiento pero no me queda claro en todo eso la diferencia entre "amor mañanero", riesgo para ambas partes del HIV u otras enfermedades de transmisión sexual, despecho femenino e idiotez masculina. Es un tema para develar y no es el primer caso donde vemos situaciones de este tipo un tanto difusas. Casi ya me da pena el hecho de que los americanos pretendan aprovechar la pereza masculina a la hora de usar un preservativo para atrapar a alguien que se hizo portavoz de los que usmean en los trapos sucios americanos; un punto que me vuelve a remitir a otra nota donde planteo que el tema del espionaje americano rayana más en al visión de Mel Brooks sobre el Agente 86 que en un tema serio en cuanto a Seguridad de Estado.
En todo este meollo queda de por medio una comparación odiosa. A Al Capone no se lo enjuició por ganster sino por evadir impuestos. No había otra forma de atraparlo. A Assange no se lo atrapa por espía, por ciberterrorista, por desestabilizar la moral imperial o por hacerse eco de quienes anónimamente le envían información que deja a la luz cosas que antes eran terreno de la sospecha y el mito colectivo. Se lo atrapa por mimoso y por haragán a la hora de usar preservativo.
Señores -y me refiero al género masculino en sí- usemos forro si no queremos que el Imperio nos persiga. O lo que es peor aún, evitar que seamos víctimas del abuso de género legalmente sostenido. El hecho de portar pene no nos hace violadores presuntos.

Aunque más siniestro aún, pareciera ser una combinación de ambos, el viejo recurso del sexo y el poder bajo un nuevo formato.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deseo conocer tu opinión sobre esta entrada