Un visionario

Un visionario
Ladran Sancho, señal de que cabalgamos
SOY ARGENTINO. Quiero para mi país lo que este gobierno ha sabido brindarnos; justicia social, memoria y un futuro prometedor. A veces voy a escribir, otras a citar notas, opiniones; lo que haya en bolsa. La idea es informar a los que estan fuera, abrir conciencia y dar otro punto de vista a los que están aca. Solo es un poco de buena voluntad y ganas de aportar algo al bien común. LA PUTA QUE ES BUENO SER ARGENTINO!!!
.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Formosa - cuando negamos nuestras entrañas

nuestros hermanos

Creo que es la primera vez que veo que un problema aborígen está siendo tratado públicamente a la vez que los hechos se acontecen. Es atroz que a una comunidad se les quite su tierra y luego porque reclaman la recuperación los maten.

Esto no es algo nuevo o aislado. La discriminación que sufren los hermanos originarios en Argentina y me limito a Argentina porque el tema es extensivo a todo el continente americano- es tan antigua como la historia argentina. Está ligada a la apropiación y explotación comercial de tierras. A quienes hacen esto, no les importa matar un ser humano o un arbol; talan un bosque solamente para sembrar soja o lo que les venga mejor. El único motivo que tienen es puramente económico. La cuestión xenófoba es apenas una excusa.

Al robo y homicidio, se deben sumar el ninguneo público. Se los indocumenta, no se los inscribe al nacer, se les niega el DNI, en el colegio no se los gradúa y por ende tampoco pueden trabajar en blanco. Todo esto como política de prevención para que no tengan derechos a reclamar por sus tierras, a una vida digna, al respeto social.

Quiero creer que en Argentina no existe la discriminación racial. Que en Argentina todos tenemos los mismos derechos de justicia e igualdad social. Que nuestros hermanos originarios solo son irrespetados por un grupúsculo de gente que les da lo mismo una persona que un arbol a la hora de hacer un peso más. Que si no los apoyamos es porque no nos enteramos nunca de lo que les pasa. Que no están solos.

No olvidemos algo. Nuestros abuelos también fueron echados de Europa. De su tierra natal, la tierra que cultivaban con sus manos, la tierra donde habían nacido sus antepasados y que habían cultivado para sus descendientes, la tierra que les legaban a las futuras generaciones. Nuestros abuelos no vinieron a hacerse la América, vinieron porque los mataban a balazos o de hambre. Vinieron buscando paz y felicidad. Y también vinieron los otros, los que saben aprovecharse del corazón humano. Los que sólo ven ante sus ojos una oportunidad más de hacer dinero, así sea matando o explotando. Son los que ensucian nuestro pueblo, nuestra historia y nuestro legado.

Tenemos muchos motivos para solidarizarnos entre nosotros, con los hermanos originarios. Ambos orígenes hemos sido hurtados de nuestras herencias. Hoy nos toca comprendernos mutuamente. Todos somos expropiados. La historia nos ha rejuntado de este lado del cascote al que llamamos Tierra. Unos porque estaban ya; vinieron buscando mejores tierras descendiendo por América cuando atravesaron el estrecho de Bering viniendo desde el Asia, mucho antes de que la historia se comenzara a documentar. Los otros mas temprano, porque nos tocó emigrar a la fuerza.

Es hora que la historia la escribamos entre todos.

Mi solidaridad para con el pueblo Qom y la extiendo para todos los pueblos.




.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deseo conocer tu opinión sobre esta entrada